LIMPIEZA DE CONDUCTOS

LIMPIEZA DE CONDUCTOS

LIMPIEZA DE CONDUCTOS

LIMPIEZA DE CONDUCTOS

LIMPIEZA DE CONDUCTOS

LIMPIEZA DE CONDUCTOS

 

Bioseguridad Ambiental antes de una limpieza de conductos hace una evaluación inicial de cada uno de los sistemas que consiste en la inspección visual de sus distintos elementos que son:

Inspección visual; Es el primer paso para la verificación del estado de higiene, así como de cualquier deterioro y situaciones particulares observadas en el sistema de climatización.

Inspección microbiológica; El plan de muestreo microbiológico en superficies de conductos se realizará mediante placas de contacto tipo Rodac, y el control de calidad microbiológica del aire se realizará mediante el método aspirométrico de captación de volúmenes conocidos de aire y captación de flora microbiana por impacto

Inspección de materia particulada; Este muestreo evalúa tanto la suciedad adherida como la depositada en el interior de los conductos, método gravimétrico de cinta adhesiva prepesada y el método de aspiración de una zona .

INSPECCIÓN VISUAL

INSPECCIÓN MICROBIOLÓGICA

INSPECCIÓN PARTICULADA

PROCEDIMIENTO DE LIMPIEZA:

para la realización de la limpieza de los conductos, se sectorizarán estos por tramos de aproximadamente unos 10 metros (en base a la colocación de registros, según regula el nuevo RITE), procediéndose al bloqueo estanco de estos mediante balones de barrera, para evitar flujos de aire no deseados y poder garantizar la depresión conveniente. Se irá avanzando en la limpieza en el sentido del flujo del aire para evitar contaminaciones cruzadas. Igualmente se sellaran todas las rejillas y difusores.

Una vez preparado el sector a limpiar, se colocará en un extremo el aspirador y por el opuesto se irá introduciendo la sonda de cepillado, según el tipo de conductos a higienizar, se seguirán los siguientes protocolos:

Dicho procedimiento incluye la extracción de la suciedad, microorganismos, polvo, hongos y residuos que se acumulan en el interior de los conductos y en el equipo de ventilación y acondicionamiento de aire.

Se limpiaran todas las partes del sistema (UTAs, conductos de impulsión y conductos de retorno) empleando los métodos que describiremos seguidamente, de manera que todo el sistema que perfectamente limpio y con capacidad de superar los niveles de certificación exigidos.

CEPILLADO

UTAs

REJILLAS

APIRADORA

PROCEDIMIENTOS DE LIMPIEZA

El Director Técnico del proyecto determinará el método de higienización a seguir en cada caso, evaluando las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos, así como el evitar causar daños a la estructura de los sistemas.

Inicialmente comprobará la existencia de registros en las conducciones y planificará si fuera necesaria la apertura de nuevos registros, los cuales se realizarán según las especificaciones de la norma UNE-ENV 12097, cuidando paralelamente que cumplan los siguientes requisitos:

CEPILLO

LIMPIEZA

REJILLAS

CONDUCTO SUCIO

REGISTRO CURVO

CONDUCTO PLANO

REGISTRO PLANO

CONDUCTO CIRCULAR

Al final de los trabajos, quedarán perfectamente señalados e identificados.

  • Los nuevos registros instalados, serán normalizados CE, practicables y reutilizables.
  • El sistema elegido para el corte, minimizará el riesgo de incendio.
  • El corte en fibra de vidrio, no dejara restos de fibra sueltos.
  • El material aislante externo de los conductos metálicos, no será

El proceso de higienización se apoyara en cuatro conceptos fundamentales; aislamiento, depresión, velocidad de captura y filtración, el sistema de aspiración garantizará la

Retención de contaminantes y consecuente protección del ambiente interior, cumpliendo los siguientes requisitos:

  1. En la zona de aspiración se creará una depresión mínima, mayor a 5 Pa.
  2. La velocidad mínima de captura de contaminantes, para evacuación en conductos, en función del tamaño de estos, será de 12 m/s para polvo fino (< 10 μm) y 17 m/s para polvo grueso (>10 μm).
  3. El equipo de aspiración estará dotado de un colector con filtración absoluta de clase HEPA, como mínimo H-12, y equipamiento suficiente para cumplir los métodos de limpieza recomendados en la norma UNE 100012.